Roberto Centeno

abril 3, 2008

REQUIEM POR LA PEQUEÑA MARI LUZ

Filed under: Uncategorized — robertocenteno @ 1:01 am

El Disparate Económico / 2.04.2008 / La Linterna de COPE

http://www.lalinterna.com/index.php/la-linterna/escuchar/miercoles_02_de_abril_de_2008/

Pinche enlace superior para escuchar o descargar el audio

El disparate económico de la semana, y de los últimos tiempos si se exceptúa la victoria electoral  de la izquierda radical, en los antípodas de las izquierdas europeas, ha sido sin duda  el engaño masivo de D. Mariano Rajoy a diez millones y medio de ciudadanos, cambiando  el equipo con el que se presentó a las elecciones, por otro de quinta fila que deberá hacer frente a la mayor crisis económica y política de nuestra historia moderna,  una broma siniestra, que de haberse sabido, iba a haberle votado  su tía la de Cuenca.

Pero como el  tema ya lo comentamos ayer, el disparate de hoy tiene relación con otra cuestión trascendental, que ha originado una auténtica explosión de ira popular contra el gobierno: el vil asesinato de la pequeña Mari Luz Cortés y las causas que han permitido tan horrendo crimen.

Y dirán Uds, ¿y esto qué tiene que ver con la economía?, pues tiene que ver muchísimo, porque mas allá de los errores o dejaciones personales, se encuentra  el desmadre absoluto a que nos ha conducido el Estado de las Autonomías, con la desmembración de todo nuestro sistema judicial, así como su clamorosa falta de medios, porque Zapatero ha dejado al Estado literalmente sin recursos, algo que hemos  denunciado por activa y por pasiva desde  estos micrófonos, y que lleva a que sean cientos, los casos similares al que ha originado la tragedia, como denuncian los sindicatos judiciales, y no excepción como miente Bermejo.

Respecto al desastre autonómico, tienen el detalle en la web, y respecto a los recursos, Zapatero ha dejado al Estado sin posibilidad de financiar el correcto funcionamiento de la administración y las instituciones del Estado. Ya no hay dinero para la  Justicia, ni  para la Defensa, ni para la Seguridad Ciudadana, no hay recursos para nada, mientras los separatistas les sale el dinero, nuestro dinero, por las orejas, unos recursos que despilfarran a manos llenas, y esencialmente para financiar su camino a la independencia y perseguir ferozmente todo lo español. 

Zapatero ha dejado al Estado con el 22% del gasto total, la mitad de un Estado Federal. Pero como de esa parte hay que descontar intereses de la deuda pública, clases pasivas, financiación de la UE, etc, lo que queda para financiar el aparato del Estado es poco más del 10% del gasto total, y eso es hoy, porque Zapatero, cuya grado de irresponsabilidad carece de límites, se ha comprometido a dar todavía mas a los separatistas, pero ¿de dónde narices lo va a sacar?

Más en concreto, el conjunto de las funciones de Justicia, Defensa, Seguridad Ciudadana, Educación y Sanidad, dispondrán para financiarse en 2008, de la ridícula cifra de 26.000 millones de euros, cifra que compara, por ejemplo, con 176.000 millones que se lleva el conjunto de las autonomías. . Esto ya no es un Estado, esto es un escombro.

Y si nos fijamos en la Administración de Justicia, su presupuesto 2008 es de 1.564 millones, una cifra irrisoria y un incremento en términos reales del 3%, y con eso nos dicen estos tíos que van a crear 1000 plazas de jueces y fiscales, y a dotarles con todo tipo de medios, ¿pero con qué recursos so mentirosos?, si no hay dinero ni para mantener el poder de compra de los funcionarios.

¿Y a qué equivalen 1.564 millones de euros?, pues esa miseria es un 30% menos del dinero entregado en noviembre por Zapatero a los separatistas para que no reprobaran a la inepta ministra de fomento, un auténtico robo  a los españoles, y no se lo pierdan, en los presupuestos 2008 la ayuda  al desarrollo, es decir a Evo Morales,  Castro, y  a la Alianza de Civilizaciones, se incrementa nada menos que en un 26,9%, 1000 millones más, hasta 4.267 millones de euros. Más aún, la Generalitat tiene un presupuesto de Justicia 2008, de 900 millones de euros, un 57,5% del nacional, con un crecimiento del 16,5%, y un gasto por empleado público un 63% superior a la media.

La verdad es ante estos datos, que dan ganas de  ganas de llorar cuando una niña es  asesinada porque la Justicia carece de medios, ganas de llorar porque nuestros soldados mueren por carecer de inhibidores o de vehículos acorazados, mientras que los separatistas despilfarran nuestro dinero, y ganas de llorar ante tanta infamia, tanta irresponsabilidad y tanta injusticia.

Anuncios

9 comentarios »

  1. Sr. Centeno:

    Como quiera que este comentario tiene un carácter más político que económico, mi discrepancia con sus puntos de vista se acrecienta. Intentaré ser breve en mis apreciaciones:

    1ª. En relación con el cambio de equipo de Mariano Rajoy Brey, podríamos jugar a invertir los términos. Dado que el anterior equipo fue el que condujo a la no-victoria electoral, parece razonable cambiarlo. El nuevo equipo tendrá cuatro años para adquirir experiencia y mostrar sus defectos; defectos que podrán ser así corregidos con tiempo.

    Me parece exagerado, incluso temerario, afirmar que va a ser ese equipo el que tenga que hacer frente a la crisis. Quien tendrá que luchar contra ella va a ser, en primera instancia, el próximo Gobierno, salido de estas últimas elecciones: y dudo mucho de que el Presidente de ese Gobierno sea Mariano Rajoy. Que dentro de cuatro años (o de dos si, efectivamente, hay elecciones anticipadas etc.) pueda haber un cambio de mayorías que conduzca al PP al gobierno es otra cosa: conformémonos a lo que tenemos ahora, por malo que sea.

    2º. No pondré en duda su apreciación sobre el modo en que las Autonomías dilapidan el dinero público.

    Pero en relación con la Administración de Justicia o, si lo prefiere, el Poder Judicial, he de decir que sus males son endémicos. Yo hace tiempo que tengo tres ideas (o como quiera que prefiera Ud. llamarlas) claras sobre el tema:

    – Hay que duplicar el presupuesto de Justicia y poner al día sus medios. Hace diez años leí la Crónica de un Desorden, de Manuela Carmena, y no creo que la situación que allí se relataba haya cambiado mucho; y, de haberlo hecho, no ha sido a mejor.

    – Hay que expulsar a gran parte de los jueces. Muchos de ellos dejan que sus creencias interfieran gravemente en su labor como jueces, perjudicando su equidad, o padecen de transtornos mentales que requerirían tratamiento psiquiátrico y que, en cualquier otro trabajo, les habría valido la Incapacidad Permanente Absoluta. Otros, tienen un rendimiento bajísimo porque dedican a su trabajo sólo una parte del tiempo que deberían dedicar. El prestigio de la Justicia en España depende de la calidad de sus jueces y de las resoluciones que éstos dicten; y no puede permitirse que de continuo la prensa nos sorprenda con nuevos disparates judiciales, de los que, para mayor escarnio, presumimos su impunidad.

    – Hay, por último, que multiplicar la plantilla de conformidad con nuevos procedimientos de selección; menos centrados en lo mnemotécnico y más atentos a las normas de aplicación del derecho que se contienen en el artículo 3.1 del Código Civil (las normas se interpretarán según el sentido propio de sus palabras, en relación con el contexto, los antecedentes históricos y legislativos, y la realidad social del tiempo en que han de ser aplicadas, atendiendo fundamentalmente al espíritu y finalidad de aquellas). Igualmente hay que realizar un control sistemático de resultados (tanto en el volumen de sentencias como en la calidad de éstas).

    La actual situación del Poder Judicial no es exclusivamente imputable a José Luis Rodríguez Zapatero. Antes de que él llegase, José María Aznar López tampoco hizo nada; ni cuando gozó de mayoría absoluta. De los años de Felipe González Márquez, ni hablemos.

    3º. Para las necesidades de España tenemos un Ejército muy bien dotado. Y se lo digo yo, que fui de los últimos tontos en hacer el servicio militar obligatorio en vez de hacer “jetación” de conciencia (yo creo en el “pueblo en armas”, concepto que nos lleva a lo mejor de la Revolución Francesa. Y no se crea nadie que el actual Ejército de mercenarios me hace cambiar de opinión: todo lo contrario). El tema de los inhibidores siempre será mucho menos sangrante que el de la cadena de subcontratas que llevó al desastre de Turquía (le diré: a nuestros blindados les podrían haber atacado con “bazookas” o “panzerfaust” o, como los definen actualmente, RPG. Y ahí no hay inhibidor que valga). Dejemos la cosa en que nuestros soldados murieron en el Líbano con honor, y que ese es un riesgo de su trabajo que asumieron.

    [Entre nosotros: si España tuviese que medirse militarmente con cualquiera de nuestros vecinos (excluyendo Andorra) seguramente saldría muy mal parada. Pero ese es otro asunto].

    4º. Estoy de acuerdo con Ud. en la “deslealtad separatista”. Yo considero normal la existencia de tendencias centrífugas en España. Por tanto, no me parece mal la existencia de nacionalismos ni de separatismos (que entrarían dentro de la libertad de ideologías y del derecho a la opinión). Lo que no admito es que determinados nacionalismos jueguen con cartas marcadas o jueguen a dos barajas. Y considero insoportable que las ansias nacionalistas se apaciguen con dinero o, por decirlo mejor, el pasteleo y compraventa de votos disfrazado de negociación.

    El sistema autonómico fue nefasto por varias razones: multiplicó el número de los funcionarios; peor aún, multiplicó el número de parásitos (de cargos políticos); introdujo criterios de diferenciación territoriales más allá de lo razonable; confirió a las Comunidades Autónomas una responsabilidad tributaria “sui generis” (porque ellas recaudan con libertad pero no se sienten obligadas a dar cuenta a nadie del gasto)… pero ello no significa que el sistema autonómico sea malo por si mismo.

    Mi opinión es que el sistema de las autonomías se configuró apresuradamente y con ingenuidad, pensando que no iba a haber más Comunidades Autónomas que Cataluña, Vascongadas y Cataluña (y, acaso, alguna más). Deberían haber tenido en cuenta el carácter español. En que nuestros sinvergüenzas se dieron cuenta de que había posibilidades de dinero fácil, se precipitaron a constituirse en Comunidad Autónoma y a postularse para ocupar un cargo; y esto, con independencia del partido en que militasen. El transcurso de los años ha consolidado aquella tendencia y ahora tenemos capa sobre capa de iniquidad.

    En mi Comunidad Autónoma se ha implantado recientemente un sistema de comarcas que no sustituye a la Diputación Provincial (ésta no puede desaparecer hasta que no se modifique la Constitución). Así, tenemos una nueva capa de burocracia y una nueva casta de “consejeros”. ¿Sabe cuál fue el criterio que adoptó la Comunidad Autónoma para dotar a las comarcas de medios?

    – No se transfirió ni un solo funcionario (así que los funcionarios que tenían experiencia en las competencias transferidas se quedaron en la Comunidad Autónoma y sin trabajo). Para dotar de personal a las Comarcas se amortizaron puestos base en la Comunidad Autónoma (lo cual significa que, o bien esos puestos eran innecesarios y no se comprende su existencia, o bien eran necesarios y su amortización era una irresponsabilidad).

    – El dinero se transfirió incondicionalmente. Se le entregaba a cada Comarca una bolsa, y de ésta dispondría a su libre albedrío (si quería dedicar el 90% del presupuesto a Altos Cargos y el 10% a campañas de publicidad, podía hacerlo).

    ¿Significa eso que las Comarcas sean malas? No. Significa que el actual sistema comarcal es repugnante. Y el resto del actual sistema también. Yo creo en otro sistema autonómico.

    Comentario por Keyser Söze — abril 3, 2008 @ 9:57 am

  2. Estimado Keyser:

    En referencia a su escrito quisiera exponer por su orden:

    1.- El problema de Mariano Rajoy es mas de fondo:

    Ha perdido las elecciones en un período en el que se ha mantenido en sus tesis y por ello ha sido tildado de “crispante”, por el Pais, la Ser etc.

    En la campaña, ha cambiado de estrategia (véase el perfil bajo del cara a cara con Pizarro) para dar una imagen moderada y ganar así votos al PSOE.

    El problema es que ha perdido los barcos por mantener unas ideas que defendía con honor. Ahora renuncia a esas ideas para fabricarse una imagen idónea para la SER, El Pais etc. y renueva un equipo que sea alabado por estos medios donde por cierto, los nuevos cargos no han hecho una sola crítica contra las mentiras recientes en economía, justicia, alianzas PSOE- PNV y PNV-ANV. Este silencio ha hecho las delicias de aquellos medios, y se ha llegado al absurdo de que miembros del PSOE se hagan oposición a ellos mismos (Alonso con el PNV). Es el mejor de los mundos para PRISA y demás medios de pseudo-izquierda. (Me niego a reconocer que haya izquierda en España hasta que no luchen por la redistribución de la renta).

    Si hay que perder las elecciones por mantener unos principios, sea. Pero jamás renunciar a los principio para ganar unas elecciones.

    Mariano perdió los barcos para mantener el honor, ahora renuncia al honor para mantener una imagen y el resultado es que se queda sin barcos ni honor.

    2.- El problema judicial es de fondo también.

    Si los grandes órganos del poder judicial son nombrados por los políticos que pueden llegar a hacer del Tribunal Constitucional una tercera cámara por cuotas, al igual que el Consejo General y el Tribunal Supremo, significa que no existe este tercer poder (o contrapoder al ejecutivo y al legislativo) como tal. Es una parodia de sí mismo, un alargamiento del poder ejecutivo. La reforma del 85 (Montesquieu ha muerto Guerra dixit) del CGPJ fue una estafa al Estado de Derecho. Con ella el Presidente del Gobierno puede decir con razón “el Estado soy yo” pues domina el legislativo, el ejecutivo y el judicial, y esa sentencia es la mejor manera de definir una tiranía.

    Este cáncer en la cabeza, produce metástasis a todo el cuerpo judicial. Como cuando existía corrupción en la cabeza del Gobierno, y produjo metástasis en toda la administración (Banco de España, Guardia Civil BOE etc) . La Justicia se ha degradado hasta límites increíbles. Basta ver sentencias diarias de juzgados y tribunales. En general el contenido, el estudio, la argumentación jurídica es mendaz en general, ridícula, de vergüenza ajena, dictadas por unos jueces que se saben intocables. Si esos dictámenes fueran realzados por abogados en un gabinete medio serio, irían a la calle por inútiles. Pregunte a cualquier abogado. Acudir a los juzgados en España, es una temeridad, no ahora, desde hace años.

    La reforma ha de venir desde arriba. Profesionalizando el CGPJ, podrán sanear hasta el último juzgado, con mas medios naturalmente. Baste leer las cifras dadas por el Profesor Centeno. Con un CGPJ politizado, lo que se logra es politizar hasta el último juzgado, como forma de promoción, al igual que el resto de la administración.

    3.- El sistema autonómico degeneró desde un principio en una forma de medrar de los políticos que conseguían así mas puestos y bien remunerados para sus clientelas, (mas diputados, mas funcionarios, mas puestos de libre designación etc) es decir la clase política fue la premiada.

    Para justificar sus emolumentos se han hecho valer cada vez con mas insistencia los hechos diferenciales que les atribuían mas competencias y con ellas mas dinero y mas poder.

    El fin de la clase política autonómica no es el bien de la comunidad que designamos por Estado, nación, o país español. Es el bien exclusivo de su clase política autonómica, de la comunidad autonómica, aunque sea EN DETRIMENTO de la comunidad general.

    Bien esa política va directamente en contra de lo declarado por los “creadores” de las primeras ciudades-estado: los griegos. Platón, Sócrates por boca de aquél, Jenofonte, Aristóteles, Demóstenes, todos defienden al Estado incluso por encima de sus propios intereses o de los intereses de su clase, tribu o grupo, con el siguiente argumento:

    Si a mi me va mal, pero el Estado progresa, mis males tienen los días contados. Y al revés: si a mi me va bien pero el Estado está en crisis, mi bonanza tiene los días contados.

    En este contexto nació el Estado, como una entidad a la que había que sacrificar si era preciso intereses particulares o de grupos, pues actuaba como estabilizador y asegurador del bien general, de toda la comunidad.

    El estado de las autonomías, va directamente en contra de esa filosofía, pues consiste en la creación de una clase dirigente autonómica que ha de luchar obligatoriamente por su comunidad, aún a costa del bien general. Es como un cáncer en un miembro del cuerpo que agota los recursos del resto de los miembros pues tiende a sobredimensionarse, y ha de terminar forzosamente con la muerte del sistema principal, solo es cuestión de tiempo si no se ponen límites a su ansiedad de nuevos recursos.

    La principal prueba es el caso de Irlanda: No puede ser que en 28 años doble la Renta per cápita a España y la única diferencia aparente sea el sistema autonómico. El dato habla por sí solo. Si tiene ud. otra razón mejor que justifique tal desaguisado, que prevalezca la suya.

    Comentario por J.L. — abril 3, 2008 @ 6:07 pm

  3. Keysen dice: “Yo considero normal la existencia de tendencias centrífugas en España. Por tanto, no me parece mal la existencia de nacionalismos ni de separatismos (que entrarían dentro de la libertad de ideologías y del derecho a la opinión).”
    Bien, todo ello muy democrático, pero el caso es que la primera obligación de cualquier Estado es sobrevivir, asegurar su permanencia y la unidad y permanencia de la Nación.

    España no es el único país con tendencias centrífugas. Por ejemplo Francia tiene a corsos, bretones, y a alguno más que no recuerdo ahora. ¿Y qué hace el Estado parisino? Pues varias cosas: una de cal y otra de arena. Por ejemplo a muchos separatistas los han hecho funcionarios, con lo que han dejado de dar la lata ya que vivir del presupuesto parece ser la aspiración de millones de personas. Cuando la zanahoria no da resultado, lo que hace París es enviar a unos cuantos gendarmes de élite que reparten palos de una manera increíble, atroz, de forma que a los que aspiran a tener su propio Estado- Estados hipotéticos sobre lo que estos separatistas, naturalmente, imperararían y de cuyo presupuesto cobrarían- se les quitan las ganas de hacer el tonto por una buena temporada. Problema resuelto para un par de generaciones, por lo menos. O sea, Francia se defiende. Y ser es defenderse.

    En USA también hubo un movimiento secesionista. En uso de su “libertad de ideología y del derecho de opinión”, los estados del sur decidieron separarse. Pero los estados del norte, no menos democráticamente y no menos en uso de su libertad ideológica, decidieron que de eso nada, que de ninguna manera. Consecuencia: Guerra. ¿Y por qué no? Ya sabemos por Hegel que la sangre es el lubricante de la Historia.

    Comentario por Carlos — abril 4, 2008 @ 11:06 am

  4. ….Una gran Nación no debe, no puede, desaparecer por satisfacer la ansias de poder y dinero, sobre todo dinero, de unas feas y mezquinas oligarquías locales. Y digo ”sobre todo dinero” porque es el dinero para lo único que quieren el poder. En realidad no sabrían qué hacer con el poder, salvo enriquecerse. En su cabeza no hay ni una sola idea política de gran estilo, ni una “empresa política” ni un “proyecto sugestivo de vida en común”. Nada. Enriquecerse, nada más.

    Comentario por Carlos — abril 4, 2008 @ 11:38 am

  5. Respecto a lo de la pequeña Mari Luz: cuando un ciudadano comete un error – por ejemplo dar un involuntario codazo a una maceta que cae sobre el cráneo de un inocente viandante o un médico que por desidia no aplica las lex artis de su profesión- incurre en una responsabilidad. ¿Y los jueces? ¿Esto también vale para los jueces?

    Comentario por Carlos — abril 4, 2008 @ 11:47 am

  6. Cuenta Azaña de Negrín que sentenció que los nacionalistas (analizando su comportamiento en la guerra) harían bueno a Franco: nuestros hijos podrán negociar con sus hijos, pero con los nacionalistas eso es imposible.

    Solo hay que leer someramente la “ideología” de los padres de la patria vasca, Sabino Arana, y catalana, Prat de la Riva, su comportamiento y el de sus acólitos en su corta historia para entender el nacionalismo.

    Blas de Infante, el mas desconocido pregonó que el castellano no es el idioma de Andalucía, ni siquiera valía el alfabeto latino que no podía expresar los ricos matices de la lengua de Andalucía. No obstante aconsejaba utilizar el castellano en tanto inventaban el nuevo alfabeto. Estamos esperando aún este invento. Puede valer el alfabeto árabe, el de las runas, o el cirílico. Este detalle da la medida exacta de su altura intelectual. (Por no hablar de su opinión de que los andaluces hunden sus raíces en los Tartesos, reino de Geronte, el que encargó un trabajito a Hércules, según Herodoto).

    Contra los nacionalismos “periféricos” solo hay un gran antídoto: el publicar sus ideas y su historia.

    Pero quien lo haga será tachado inmediatamente de anti-catalán, anti-vasco o anti-andaluz.

    Para ganar las elecciones es imprescindible ganarlas en esas regiones. Por eso tienen tan poca difusión estas cuestiones en los grandes partidos. Prefieren sumarse a la procesión de los disparates, incluso llevando alguna pancarta.

    Comentario por J.L. — abril 5, 2008 @ 12:04 am

  7. Profesor Centeno….
    El Estado de las Autonomias es el que tenemos y esto es lo que hay. No se puede discutir acerca de este modelo de Estado. Se podrá mejorar, empeorar o dejarlo como está, pero suprimirlo….. LO VEO muy dificil. ¿Es el culpable, este modelo?…. Bueno habria que verlo.
    Todo es cuestion de concepto, tomar un diccionario y buscar palabras como Pais, Nacion, Comunidad y ver realmente su significado. ¿Cumpliria España los requisitos necesarios para ser considerado como un país o nación?. Bueno saquen sus propias conclusiones; pero realmente los que fallamos somos los habitantes (con nuestros votos) y los gobernantes (con sus actos y decisiones) para el desarrollo de los diferentes modelos de estado en su propio país o nación. Nuestro sistema de autonomias no deberia fallar, esta pensado para acercarse mas al ciudadano de a pie, pero cuando ‘Unos’ utilizan ese modelo de estado para convertirse en ‘emperadores’ o ‘trabajadores privilegiados’ el modelo puede paracer ‘Caro’ e ‘ineficiente’.

    Por otro lado, el trágico suceso que nos recuerda el Profesor Centeno, en mi modesta opinion no tiene como culpable al ‘Estado de las Autonomias’. Siempre ha habido, hay y habran individuos que por descuido, desidio, irresponsabilidad u olvido no desempeñen bien sus obligaciones en el trabajo, y ademas no podemos olvidar que hay un presunto autor de los hechos (el que supuestamenta ha realizado tal crimen).

    Respecto a la remodelación de los dirigentes del PP…. Bueno! no esta nunca mal ver caras nuevas…. y si son CHICAS…. pues mejor. No hay que ser tan negativo Don Roberto , que hay que ver el lado bueno de las cosas…

    Si al final será una CHICA la que en un futuro proximo nos Gobierne en este grandioso pais…. eh..! pero hay que estar con ella NO CONTRA ELLA.

    Comentario por PedroPlieg — abril 8, 2008 @ 9:35 pm

  8. Hay un tópico insufrible y archirrepetido: el de “acercar la administración al ciudadano”. Es la excusa, la coartada que esgrimen los que mandan para multiplicar las administraciones en las que colocarse a sí mismos y a sus clientelas…y a vivir a costa de los demás, que es de lo que realmente se trata. La política como un medio cómodo y lucrativo de vida, nada más, que la sociedad civil es muy dura y muy competitiva.
    Yo, por el contrario, sostengo que la administración, en cualquiera de sus manifestaciones, cuanto más lejos, mejor. De las administraciones solo nos pueden venir a los ciudadanos dos cosas: multas e impuestos, muy raramente una subvención porque ésas son para los amigos.

    Podríamos tener un alcalde por cada calle, para aproximar aun más la administración al ciudadano, en realidad súbdito. Nuestro alcalde de proximidad le diría a la vecina del quinto: “Vaya, vaya, doña Eudivigis, ya he visto que ayer olvidó usted bajar la basura….Ya sabe que eso se sanciona con 100 €.”
    Por su puesto también, que para mantener a este alcalde y a su séquito de políticos y funcionarios, será necesario subir los impuestos.

    Puesto que en España la democracia no es más que estadística, cualquier día, si es que no ha ocurrido ya, la mitad más uno del censo electoral decidirá que va a vivir a costa de la mitad menos uno; lo cual sería además irreprochable desde el punto de vista democrático.

    Querría preguntarle, Don Roberto, si conoce usted algún presupuesto público de los miles que hay –desde el presupuesto de mi pueblo hasta los generales del Estado- en que los sueldos de políticos y funcionarios no supongan el 80 % de los gastos de dicho presupuesto.
    Muchas gracias.

    Comentario por Carlos — abril 9, 2008 @ 8:03 am

  9. Keyser dice: “Para las necesidades de España tenemos un Ejército muy bien dotado
    …………………………………………………………………………………………………………………………
    [Entre nosotros: si España tuviese que medirse militarmente con cualquiera de nuestros vecinos (excluyendo Andorra) seguramente saldría muy mal parada. Pero ese es otro asunto].”
    ¿Como se come esta aporía? Yo no entiendo cómo se puede decir una cosa y la contraria.
    España, ahora mismo, no podría poner en combate ni siquiera mil tíos ligeramente armados y capaces de intervenir de forma inmediata. Es más, si tuviese que intervenir en alguna de las regiones levantiscas, lo más que podría enviar zp -o quien en cada momento ocupase el cargo- sería un batallón de bedeles del ministerio de hacienda. Obsérvese lo aterrorizado que está Ibarreche. Por suspuesto la erchancha -o como se escriba- o los mozos de escuadra les darían una paliza de las que hacen época.
    “Para las necesidades de España..” parece sugerir que España no tiene enemigos. Si la esencia de lo Político es hacer la distinción amigo-enemigo, muy malos políticos tiene que tener España-aunque eso ya lo sabemos- para no ver que nuestro enemigo existencial- el adversario es ocasional- es Marruecos. Lamentablemente, ya no somos una gran potencia y ni soñando nos podemos permitir el lujo de tener como enemigos a Francia o Inglaterra.
    Por cierto, que los soldados del ejército marroquí son analfabetos – no como aquí, que les hacen recitar la Constitución como gramolas humanas- pero donde ponen el ojo, ponen el morterazo.

    Comentario por Carlos — abril 9, 2008 @ 2:02 pm


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: