Roberto Centeno

abril 10, 2008

ACLARACIONES AL DISPARATE DEL 9 DE ABRIL

Filed under: Uncategorized — robertocenteno @ 10:46 pm

 

Me ha parecido por los comentarios de algunos oyentes, que se ha producido un importante malentendido respecto a qué hacer con una hipoteca, si sale adelante una Ley Hipotecaria, tal como han informado los medios, en la que se obligue a aportar bienes adicionales al comprador si los pisos bajan un 20%, y ello no a partir de la publicación de la Ley, sino con efectos retroactivos. Esto es imposible en teoría, pero en una España donde al Presidente del gobierno le parece perfecto que se pueda multar por rotular en español, pero no por rotular en inglés o italiano,  que le parece perfecto que los niños puedan estudiar en inglés y en la lengua local, pero nunca en español, puede pasar cualquier cosa. Por ello, en este caso, si es que llega a producirse, y sólo en este caso, es cuando he recomendado devolver las llaves y comprar otra casa. Entre otras razones porque la legislación española no lo permite en circunstancias normales.

 

¿Por qué?, pues porque se produciría una ruptura unilateral de contrato por parte del Banco, y de la misma manera si Ud. deja de pagar, a no ser que se declare insolvente y lo demuestre, el Banco iría contra sus bienes si la garantía del piso no es suficiente para cubrir la deuda, y eso lo hace precisamente porque eso sería una ruptura unilateral de contrato por parte del comprador, por la misma regla de tres Uds. pueden incumplir si es el Banco quien rompe. Y añadía también, que en este caso y sólo en este caso, a no ser que pierda su empleo y pueda declararse insolvente, en cuyo caso también podría hacerlo los plazos pagados no son relevantes porque los ha perdido ya.

 

Decía uno de mis más queridos maestros, Jose Luis Sampedro, escritor, filósofo y Catedrático de Estructura Económica, que “a todos nos enseñan en el bachillerato lo que es la calcopirita, pero no lo que es una letra de cambio o una hipoteca, y sin embargo, la calcopirita difícilmente la encontraremos en nuestras vidas, mientras que la letra de cambio y la hipoteca la vamos a encontrar siempre”. Y la verdad es que tenía toda la razón.

 

También se ha producido otro malentendido, en este caso en relación a la tertulia del martes, aunque no se si malintencionado o no, referente a una supuesta afirmación mía en el sentido que “sería beneficioso salir del euro”, no digo que no pueda equivocarme en mis afirmaciones, pero decir que sería beneficioso salir del euro no se le ocurre ni al que asó la manteca, porque no sólo no sería beneficioso, es que sería una catástrofe inimaginable, algo  metafísicamente imposible, por la sencilla razón que tenemos un endeudamiento astronómico con el exterior, 1,55 billones de euros, y si saliéramos del euro nuestra moneda se depreciaría vertiginosamente, probablemente en un 50%, lo que significaría que la deuda exterior se doblaría y eso no lo podríamos repagar hasta el día del Juicio Final. Lo que dije, que es muy diferente, es que el ‘Financial Times’ afirmaba, y yo así lo creo, que España no podría corregir los gigantescos desequilibrios más que fuera del euro, y lo que debí añadir para evitar cualquier malentendido y no hice, es que como eso es imposible, porque sería peor el remedio que la enfermedad, tendremos que corregirlos desde el interior de la única manera posible, consumiendo menos y exportando más.

 

En cuanto que a las Instituciones europeas se les debe respeto, ni el más mínimo. Los que piensan así no tienen ni idea de lo que hablan, ni conocen Bruselas ni cómo funcionan las instituciones, yo desgraciadamente, sí. Aunque no se puede generalizar,  en conjunto Bruselas es un nido de corrupción inimaginable, la cuentas no han podido ser auditadas en 14 años, porque tienen más agujeros que un queso gruyere, peor aún, la responsable de la auditoría, una irlandesa, fue expulsada sin contemplaciones por decir que las cuentas no se podían auditar. Hay algunas direcciones a las que jocosamente se las denomina en Bruselas, los del 15%, ya se imaginan por qué. Otra cosa es que existan ventajas esenciales en muchísimos temas, de los que destacaría la obligación de respetar la libertad de expresión y los derechos humanos, particularmente por parte de  gobiernos radicales como el nuestro, porque de no ser así,  ya hubieran cerrado la COPE, El Mundo, La razón, Libertad Digital, etc, etc o como proponían hace cuatro meses varios políticos  radicales de izquierdas en ejercicio, encarcelar a escritores como Pío Moa por decir la verdad sobre la guerra civil, y empezar a detener a todos los disidentes, y esto tiene un  valor infinito.

 

El resto de respuestas las daré individualizadamente como de costumbre en unos días.

Anuncios

13 comentarios »

  1. Todas las hipotecas firmadas desde el año 1981 contemplan la cláusula a la que usted hace referencia. Si una nueva tasación solicitada por el banco refleja una depreciación del valor del activo igual o superior al 20% podrá solicitar que el hipotecado cubra dicha depreciación.

    Dejemos de desinformar, ofrezcamos los hechos como son y que la gente se moleste en leer lo que firma…

    Comentario por Ricardo — abril 11, 2008 @ 12:07 am

  2. Sr. Centeno:

    Ahora sí que me queda claro. Espero que comprenda que yo pensaba en el efecto que puede producir, así en crudo, lo que Ud. decía sobre muchos españoles que piensan, sin más y en cualcuier circunstancia, que basta con devolverle las llaves de su vivienda al banco para recuperar la prístina pureza y quedar libres de sus obligaciones.

    En lo demás, disculpe a este ignorante.

    Comentario por Keyser Söze — abril 11, 2008 @ 8:53 am

  3. La Unión Europea es una cueva de burócratas latisueldados y corruptos.
    Hasta ocho administraciones territoriales- por hablar solo de las territoriales, no de las innumerables de cualquier otro tipo- gravitan sobre las espaldas del pechero -en términos eufemísticos contribuyente- español. Por si éramos pocos…..¡otra más!

    Comentario por Carlos — abril 11, 2008 @ 1:49 pm

  4. ¡…y lo que te rondaré, morena!

    Comentario por Carlos — abril 11, 2008 @ 2:02 pm

  5. Tengo que felicitarte por tu espacio “El disparate Económico”, creo que da una tremenda claridad a las personas que no sabemos mucho de economía, en el plan teórico.
    Sigue asi, y no desistas nunca de denunciar la barbaridades que este gobierno está haciendo. Contigo todos aprendemos un poco de economía cada dia.
    Un saludo y felicidades por tu página y blog.

    Comentario por lojeda — abril 11, 2008 @ 3:57 pm

  6. Estimado Ricardito.

    Yo he suscrito contratos con garantías hipotecarias como prestamista y como prestatario.

    En ninguno de ellos figura semejante cláusula.

    Una cosa es que la ley lo permita, (también permite muchas penalizaciones, o un interés muy alto) y otra que se utilice.

    Un saludo

    Comentario por J.L. — abril 11, 2008 @ 6:31 pm

  7. Querido J.L.

    La ignorancia es atrevida. Le recomiendo que lea la “Ley de Regulación del Mercado Hipotecario” antes de ir dando lecciones:

    “Si por razones de mercado o por cualquier otra circunstancia que haga desmerecer el precio del bien hipotecado el valor del mismo desciende por debajo de la tasación inicial en más de un 20 %, la institución financiera podrá exigir la ampliación de la hipoteca a otros bienes, a menos que el deudor opte por la devolución de la totalidad del préstamo o de la parte de éste que exceda del importe resultante de aplicar a la tasación actual el porcentaje utilizado para determinar inicialmente la cuantía del mismo”.

    Enlace: http://noticias.juridicas.com/base_datos/Anterior/r0-l2-1981.html

    Esta ley está fechada en el 25 de Marzo de 1981 y, por supuesto, está en vigor.

    Hoy precisamente hay un artículo muy bueno al respecto en “El blog de Echevarri”:

    http://www.rankia.com/blog/echevarri/2008/04/la-educacin-financiera-y-los-medios-que.html

    Comentario por Ricardo — abril 11, 2008 @ 7:04 pm

  8. Bueno, esto que tanto revuelo está causando no es ninguna novedad. Ya lo permitía el 219.2º del Reglamento Hipotecario y las situaciones de garantías adicionales por deterioro de la finca o la intervención judicial de la misma es cosa que ya contemplaba la ley.

    Ahora bien, en mi opinión lo que hay que valorar es el porcentaje de deuda que aún queda pendiente de pago. La normativa española tiende a contemplar no el monto de deuda aún pendiente sino el monto total prestado aunque parte de él haya sido reemblosado. Lo lógico es que sólo haya que prestar garantías adicionales si el monto pendiente de pago (y no el total que se prestó en su día) aún por el deudor hipotecario no se cubre con el valor de mercado (menos costes de transacción y una razonable prima de riesgo) del bien hipotecado.

    Por otro lado nuestro legislador (excepción hecha de las películas de cine) tampoco contempla que siendo varias las fincas (o partes separables de ellas) hipotecadas, éstas se vayan liberando según se va pagando la deuda hipotecaria. Yo creo que esto es una cuestión que debería abordarse legislativamente pues la sobregarantía es tan injusta como la infragarantía.

    Habiendo dicho esto, el riesgo real de que deje de pagarse la hipoteca al banco hay que mirarlo para cada caso en particular, pues en efecto, ¿quién sufre realmente el riesgo y la pérdida atrimonial cuando ya está pagada prácticamente troda la deuda contraída con el acreedor hipotecario? Pues no éste, a quien la ley parece defender ciegamente, sino el deudor… que no va a dejar de pagar, pese a que es él quien está sufriendo en carnes propias la depreciación de un activo que “ya es todo él prácticamente suyo”.

    Es perfectamente posible y así debería hacerlo nuestro legislador, regular esto de manera que se calculase un punto break-even a partir del cual sí exista un riesgo real de impago del deudor (porque le es más ventajoso dejar de pagar que seguir adquiriendo un bien ahora claramente depreciado: se irá a comprar algo más barato aún a riesgo de perder algo de dinero) yyyyy un riesgo real de que el activo no cubra aún la deuda pendiente de pago. Si no, poca justificación hay para meneallo.

    Pero bueno, esto me parece a mi que va a ser mucho pedir… y más cuando en la LH meten regulaciones sobre la Copa América. ¡Al menos podía ser al regular la Hipoteca Naval!

    Saludos y mil gracias por la respuesta a su anterior post.

    Comentario por Cristina Falkenberg — abril 11, 2008 @ 8:36 pm

  9. Buenas a todos de nuevo.

    Solo quisiera añadir más datos a lo suscrito por el Sr. Centeno en lo referido a Bruselas.
    Digamos que el señor Centeno ha dado de lleno en los “fondos” europeos.
    Yo por mi parte solo corroboraré de forma más popular la corrupción en Bruselas con dos datos adicionales, derivados de lo que el Sr. Centeno globaliza en dichas cuentas.

    Por un conocido mío diplomático español, destinado en Bruselas, conozco de primera mano los “rifirafes” a los que están sometidos los políticos “euro”.

    En primer lugar, mencionar las dietas de vuelo “de trabajo” de los diplomáticos de los diferentes países. Digamos que a cada diplomático se les asigna, “por sistema” un numero de vuelos “acorde” a las funciones que representa.
    Pues bien, este número de vuelos teóricamente sólo incluye transporte por avión (en primera clase por supuesto) de la persona electa al cargo por cuestiones de trabajo a donde él decida o crea conveniente. Sin embargo, véase la cruda realidad, con este “cupo” vuela no sólo el diplomático, sino la mujer, la abuela, la tía, los hijos y hasta el perro, a lugares “de trabajo” como por ejemplo, las islas Caimán, El caribe, Constantinopla, o el atolón de Mururoa, lo mismo da. Nótese que esto NO debería ser asi, pues los contribuyentes europeos estamos pagando las vacaciones ( y menudas vacaciones) a este tipo de gente.
    Daré un dato adicional, para aquellos que no cubren su cupo, pues bien, como si de una tómbola se tratase, los mismos diplomáticos/políticos se intercambian entre si “dietas” para no perder las que “por legítimo derecho” les corresponde. Aquello es una especie de subasta tercermundista, pero sres, es lo que hay en el corazón del viejo mundo.

    En segundo lugar, y como dato adicional, pues los políticos de turno así lo valen, digamos que andan “cortos” con su presupuesto salarial, pues bien, todo diplomático tiene derecho a una secretaria y/o traductor si es el caso, aunque el diplomático de turno tenga conocimiento perfecto del francés, alemán inglés y/o español.
    Solución, me contrato un ayudante “virtual” cuya nomina va a parar al diplomático/político en cuestión, evidentemente sin ayudante físico, pues eso es solo una mera “formalidad”. Los cupos de dietas evidentemente se “trasvasan” sin ningún problema “burocrático” y pelillos a la mar.
    Nótese la ironía de afirmar que los sueldos de una secretaria/traductor en bruselas son como los de un ingeniero asentado en España…., no son mileuristas que digamos….

    No quisiera despedirme sin comentar los despilfarros en los que viven, teniendo ya barrios en Bruselas conocidos como “el barrio de los diplomáticos”, o el de los “políticos”, en donde los pisos alquilados ascienden a aprox unos 6000 euros mensuales, por un “pisito” de unos 200 m2. Total, porque nosotros lo valemos.

    Espero que con esto quede clara la postura de Centeno sobre las “instituciones” “honorables” europeas.

    Un placer.

    Comentario por morglum007 — abril 12, 2008 @ 11:05 am

  10. Estimado Sr. Centeno:

    En primer lugar quisiera darle las gracias por su interesante respuesta a través del blog a mi comentario referente al debate Solbes-Pizarro y el papel de este último, probablemente mucho mejor si no se hubiese empeñado todo el mundo en decirle lo que tenía que hacer… incluidos niños de 23 años con la carrera sin hacer.

    En segundo lugar quisiera tomar contacto con usted para lo siguiente. En Pozuelo se venían organizando una serie de conferencias, francamente interesantes, por D. Ricardo Manso Casado, bajo los auspicios de su asociación cultural El Ágora de Pozuelo. Los ponentes incluyeron desde Pedro Duque y Loyola de Palacio al ciclo Calvo-Sotelo – Felipe González – Aznar… a Juan Velarde, o personas del mundo de las Academias o de la Universidad así para temas de ciencias.

    Desafortunadamente D. Ricardo murió repentina e inesperadamente el año pasado. Estamos empero tratando de “reconstruir” su labor, encauzándola a través de alguna otra asociaición cultural, entre otras Mujeres en Igualdad.

    Tengo una reunión con ellas el lunes y ayer etuve hablando con su Presidente, Dña. Fernanda Romano, que me expresó su interés por eventualmente poder contar con su participación para alguna conferencia. Quisiera saber si el tema podía ser de su interés a fin de poder irlo comentando aquí y poder encajar algún acto cara al futuro, acto que se buscaría por supuesto que tuviese la máxima repercusión mediática, pues en ello se está trabajando también.

    Quedo a la espera de sus noticias.

    Reciba mi más cordial saludo,

    Cristina Falkenberg

    Comentario por Cristina Falkenberg — abril 12, 2008 @ 2:49 pm

  11. Estimado Sr. Ricardo:

    “Yo de Derecho no se nada, yo de lo que entiendo es de vinos”.

    Esta sentencia la pronunció un prestigioso y veterano Magistrado de Audiencia, meses antes de su jubilación, tras dedicar toda su vida al Derecho. Me sumo pues, a su bien juicio sobre mi ignorancia.

    Esta sabiduría socrática no es gratuita. Todo jurista sabe que el derecho se asienta en arenas movedizas.

    Yo le indiqué a ud. que jamás he visto esa cláusula en los contratos de hipoteca. Ud. afirma que todos lo tienen porque está en la Ley del año 81.

    Naturalmente si en los contrato se expresa esta cláusula, no hay nada mas que hablar, no es abusiva porque la ley lo permite. Es una obligación contractual, permitida por la ley.

    Pero si nada pactan las partes, podría alegarse que es una obligación ex-lege, y por tanto inatacable. Pero aquí hay un problema:

    Un contrato tipo de préstamo hipotecario bancario, que no contenga esa cláusula, no es un contrato hipotecario puro. Bien sabe ud. que se exige una responsabilidad personal del prestatario, y a veces un avalistas con responsabilidad personal de todos sus bienes presentes y futuros.

    Es por ahí por donde en la práctica es atacable esa obligación ex-lege, si no se pacta en contrato.

    De ahí mi opinión de que esa cláusula no existe en todos los contratos desde el año 81, porque lo diga la ley, contra lo que ud. mantenía.

    Mi opinión, es que el banco realiza un contrato tipo de garantías mixtas: hipotecaria y personal, incluso con avalistas. Esas garantías adicionales, y mixtas, hacen atacable la pretensión del banco de exigir ex–lege la devolución de la deuda, o de parte de ella, si el bien hipotecado sufre pérdida de valor, siempre y cuando no figure en el contrato de hipoteca la citada cláusula, porque el banco ya ha tomado garantías adicionales no hipotecarias, que hacen depender la devolución no solo del bien hipotecado, sino de los bienes presentes y futuros gravados con la garantías personales del prestatario y de los avalistas, estas garantías personales son evaluadas por el prestamista con el IRPF, IS, nóminas etc.

    Como vera ud. la sabiduría socrática del viejo Magistrado no es gratuita. En Derecho poco es lo que parece.

    Por cierto, como gran especialista y degustador de vinos distingue dos clases de caldos: los que le gustan y los otros. Sabiduría infalible y práctica es decir: socrática.

    (Reciba un cordial saludo, y mis excusas si en algo le he faltado. Por cierto si es porque puse Ricardito en vez de Ricardo, le diré que acabo de darme cuenta de ese involuntario error )

    Comentario por J.L. — abril 14, 2008 @ 5:45 pm

  12. O sea, que al viejo magistrado le hemos estado pagando toda la vida el sueldo de magistrado sin que tuviera idea de su trabajo. La “sentencia” no demuestra ninguna “sabiduría”, solo demuestra el cinismo de alguien que encima se quiere hacer el snob diciendonos que lo suyo es la enología.
    No es tan difícil saber de derecho – que esto no es física cuántica ni fenomenología del espíritu- entre otras cosas porque no existe el derecho, sino las leyes. No existe el Estado de derecho, sino el Estado de leyes. No es el momento este de distinguir entre ley y derecho, pero sí de recordar otra frase de un jurista – este sí jurista de verdad, de la primera función de Dumézil, no un simple devorador de papel y aplicador de “la ley”-, el fiscal prusiano Kirchmann:”una orden del legislador convierte en polvo bibliotecas enteras”.

    Comentario por Carlos — abril 17, 2008 @ 11:28 pm

  13. Estimado D. Carlos:

    Afirmar que soy capaz de mover las piezas de ajedrez según las reglas, no significa que sé jugar al ajedrez, basta competir con alguien que sepa de verdad. Igual pasa con las leyes.

    Puede uno saber de memoria todas las leyes publicadas (cosa que dudo, sobretodo en España), y se sabe poco de Derecho. A la hora de aplicarlas a un caso concreto, interactúan unas con otras, se llega a un proceso, donde interviene otra u otras personas como terceros que además son los juzgadores que dan o quitan razón, pero que no mueven las fichas. Entra en juego la prueba, no basta que tengas razón, hay que probarlo, entra luego la valoración de la prueba, algo dificilísimo y fuera de la voluntad del jugador y por último la interpretación de la Ley aplicable, que cambia en cada juzgado, en cada tribunal y hasta en el mismo juzgado y mismo tribunal. Eso sin contar que el juzgador ha de estudiar cuidadosamente cada caso, algo imposible ahora porque dictan mas de una sentencia al día, y te aseguro que eso es una temeridad. Hay procedimientos que necesitarían ser estudiados durante muchísimo tiempo porque plantean muchos problemas jurídicos a la vez que interactúan entre sí.

    En cuanto a valoración de prueba, pueden venir testigos, documentos o dos peritos (es muy usual) manteniendo dos posturas diferentes. (Este Magistrado concretamente aprendió a realizar pruebas caligráficas, instaló un visor de radiografías en su sala, porque aprendió a interpretarlas…etc).

    Por ese motivo el viejo magistrado decía que de Derecho no entendía, al ser preguntado por un caso concreto por un amigo o un vecino. Es imposible. Hay que estudiarlo a fondo y cada caso es diferente. El mejor jurista no es el que sabe la ley, es el que estudia mejor que nadie un caso concreto, pero eso le hace ser experto en el caso concreto, no en Derecho. De Derecho (aplicación de la ley, no la ley misma) una persona puede saber muy poquito en comparación con su amplitud. Quien es consciente de su amplitud lo sabe, porque saber su estructura básica, (abogado, licenciado, doctor, notario juez) solo te permite saber donde tiene que estudiar.

    La afirmación del Magistrado, solo deja constancia de que es consciente de la magnitud de su ignorancia, a pesar de ser un excelente, reconocido, estudioso y hábil jurista. Te aseguro que dictaba una sentencias muy trabajadas, de una excelencia indiscutida, incluso por los que no compartían alguna de sus tesis.

    Es todo lo contrario a quien afirma que sabe jugar al ajedrez porque sabe mover las fichas.

    Comentario por J.L. — abril 18, 2008 @ 3:51 pm


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: