Roberto Centeno

diciembre 20, 2008

UNA ECONOMÍA EN CAÍDA LIBRE

Filed under: Uncategorized — robertocenteno @ 10:55 am

Artículo publicado en El Mundo el 19 de diciembre 2008

  

 

El estado de nuestra economía a día de hoy se resume fácilmente: en caída libre. Todos los indicadores sectoriales muestran desplomes espectaculares, ventas interiores, producción industrial, consumo de cemento, matriculaciones, y lo que es peor, Zapatero se ha convertido en el mayor destructor de empleo del mundo desarrollado, uno de cada dos empleos destruidos en Europa corresponde a España, y el paro juvenil es el doble de la media europea y casi el triple de la OCDE. Y la situación irá a peor.

 

En el último trimestre – septiembre a noviembre – la estimación de crecimiento del PIB, en base a las afiliaciones a la Seguridad Social  y la productividad, ha caído en un -1,35%, lo que elevado a tasa anual,  significa que la economía española está cayendo al -5% anual aquí y ahora, no el camelo de la cifra interanual que no significa nada, y a años luz de las cifras que publican el Banco de España y el INE. Otra forma de estimar la realidad de nuestro crecimiento, es a través de la evolución del consumo de gasóleo automoción, cuya correlación con la evolución del PIB es total: la tasa de crecimiento del consumo de gasóleo ha sido siempre un punto superior a la tasa de crecimiento del PIB. En noviembre el consumo de gasóleo automoción ha caído un 4%, luego el crecimiento debe haber caído en un 5% en tasa anual.

 

Y mientras tanto ¿qué pasa con las medidas del Gobierno?, pues que son una chapuza tras otra. No hay una estrategia definida y coherente, solo parches deslavazados en el mejor de los casos, o mentiras puras y duras en la mayoría, como por ejemplo, la línea de avales del ICO a las PYMES, una medida esencial, y cuando van a pedir los avales les dicen que no hay dinero – para las Pymes no, para los bancos todo –  que tal vez a finales de enero, una excusa inaceptable, porque para entonces habrá mucho menos aún. Pero más allá del engaño, más allá de la asombrosa rebaja fiscal de Zapatero a los banqueros, a sus ejecutivos y a sus familias, realizada a escondidas, mientras miles de españoles tienen que sobrevivir buscando desperdicios en los cubos de basura de las supermercados,  algo de una injusticia y una obscenidad tan brutales, que clama al cielo, las dos condiciones “sine qua non” para frenar primero y remontar después la crisis actual, antes de que entremos en una depresión de casi imposible salida, son el dar marcha a tras a la locura autonómica que está desangrando el país, y el poner fin a la acumulación de liquidez por parte del sistema financiero, que a través del multiplicador del crédito está destruyendo una parte significativa de  la oferta monetaria, con un efecto devastador sobre familias y empresas. 

 

Si los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año, son un absoluto despropósito (ni una sola de sus bases macroeconómicas se cumple ni de lejos),  van justo en sentido contrario a lo que necesita una política fiscal contracíclica, e infravaloran extraordinariamente los gastos (19.500 millones de euros a prestaciones y subvenciones de desempleo, cuando la estimación hoy es ya de 31.000, un desfase del 1% del PIB ), quedan empalidecidos ante los Presupuestos autonómicos, tres veces superiores al neto del Estado, porque para las CCAA la crisis no solo no existe, sino que incrementan el gasto no productivo en forma desaforada. Más coches oficiales que en EEUU, sueldos que superan hasta el 50% a los de los funcionarios del Estado, viajes oficiales a todo trapo, 30 veces más numerosos que en Francia o Alemania, y con justificaciones irrisorias, estudios estrafalarios, embajadas, comisarios lingüísticos, etc, etc, y así hasta un 78% del total en gasto no productivo, 138.157 millones de euros en cifras absolutas.

 

Y en medio de este despilfarro, ya no hay dinero para pagar a los parados – a los que retrasan 4 y 5 meses el cobro de sus prestaciones – ni para los pensionistas, y la Iglesia que está ayudando diariamente a 900.000 personas, se encuentra al límite de sus fuerzas dando comidas y ayuda básica, y mientras Zapatero miente masivamente diciendo estar preocupadísimo por los más necesitados, solo ayuda a los ricos y poderosos con una rebaja fiscal espectacular, mientras incrementa la presión fiscal sobre la clase trabajadora y la clase media.

 

Y para comprender la dimensión del despilfarro, algo que ni España ni nadie, puede soportar, las CCAA disponen nada más y nada menos que de 177.124 millones de euros, el 59% del gasto de las administraciones publicas, excluida la Seguridad Social, el doble de lo que correspondería en un Estado Federal, y que compara con la cifra del presupuesto de gastos del Estado, 104.538 millones. Pero como de esta cantidad hay que pagar los intereses de la deuda publica, la aportación a la Unión Europea, desastrosamente negociada por  Zapatero y que nos obliga a financiar el 27% de la ampliación aunque nuestro PIB es solo el 6% del total, clases pasivas y fondo de contingencia, gastos que son de todos, pero que solo paga el Estado, lo que queda al final, el neto para financiar el funcionamiento de España, es, de 60.095 millones de euros, la tercera parte del presupuesto destinado a financiar el cáncer autonómico. Una cifra que hace inviable  a medio plazo la supervivencia económica de España.

 

Y pese a todo, el Sr. Zapatero, se dedica a ofrecer compensaciones desconocidas a terceros para estar en la reunión del G-20 – algo irrelevante para los ciudadanos- y no convoca la única reunión importante para España y para los españoles, la del CCAA-17, es decir la de los 17 reinos de taifas, para poner freno a tanto despilfarro, y diseñar una política común. Pero no sólo es eso, el disparate autonómico – este invento de los prohombres de la Transición, que hicieron una Constitución con más agujeros que un queso gruyere, con un sistema electoral demencial, sentando las bases de la destrucción de la nación española –  ha fragmentado España en 17 mercados independientes, una losa imposible para la competitividad y para la eficiencia. Las empresas españolas han crecido siempre con la ampliación del mercado. Primero con la apertura a partir de 1959, y después con la entrada en Europa, y ahora precisamente ahora, vamos justamente en sentido contrario.

 

Asunto igualmente importante, es el cese de la acumulación de liquidez por parte del sistema financiero,  causa esencial de nuestro hundimiento vertiginoso a día de hoy. Este hecho se conoce como “efecto multiplicador en la creación de dinero”, un efecto que cuantifica cómo al ingresar un depósito en un banco o caja, y ésta prestarlo a un tercero, el dinero disponible en el sistema financiero, la oferta monetaria, se multiplica extraordinariamente. En el caso de España el multiplicador es de 9,2. Eso significa que si Ud realiza un depósito de 1000 euros, como los depósitos generan créditos, y los créditos a su vez, generan depósitos, al final del día, los 1000 euros iniciales se han convertido en 9.200.

 

Pero ¿qué pasa si Ud saca los 1000 euros y los mete en un cajón, o si el banco recibe el dinero y lo mete también en un cajón en lugar de prestarlo, que es lo que está sucediendo ahora con la “acumulación de liquidez por parte de bancos y cajas”?, pues que no solo reduce en 1000 euros la cantidad de dinero existente en el sistema sino  9,2 veces más. Y ese dinero nadie se lo ha llevado, simplemente se ha destruido. Lo tremendo de éste mecanismo es su poder multiplicador. En este sentido la línea de avales y préstamos del gobierno por 250.000 millones – el 25% del PIB, frente a menos del 10 % en EEUU –  al sistema financiero va justo en sentido contrario al que se necesita, esta línea será utilizada íntegramente en refinanciar su deuda, manteniendo el apalancamiento,  un disparate escalofriante.

 

Ese dinero tendría que haber ido a bancos y cajas, sí, pero para avalar los préstamos a familias y a empresas, a quienes no solo no les renuevan las pólizas, es que les están cancelando anticipadamente los créditos y las líneas de descuentos, llevándolas a la quiebra a millares. Fíjense además, que ayudando a “sacar del cajón”, 250.000 millones de euros en préstamos a familias y empresas la oferta monetaria se incrementará en 23 billones de euros, por el multiplicador del crédito, 2,3 veces el PIB, lo que representaría un empuje espectacular  para la recuperación de la demanda interna. La financiación a familias y empresas se ha reducido ya en un 50% hasta octubre, y para acabar de arreglarlo, con el nuevo Decreto del patriota social Zapatero, si el dueño de una PYME realiza un préstamo a la misma para evitar su quiebra, tendrá que pagar el 43% de los intereses recibidos, mientras que si el dueño es un banquero, solo pagará el 18%. Es algo tan inaudito y tan increíblemente antisocial, que no existe en ningún lugar del mundo.

 

Lo dramático de nuestra  crisis, aparte los hechos diferenciales que la empeoran extraordinariamente, es la total irresponsabilidad, incompetencia e injusticia social de dimensiones siderales, con la que se está manejando. Una política fiscal surrealista, una  elevación brutal de la presión fiscal en CCAA y Ayuntamientos, un sistema estadístico y un Banco de España que mienten masivamente, unos sindicalistas atados al pesebre, o un despilfarro de decenas de miles de millones de euros en las medidas más esperpénticas e ineficaces que cabe imaginar. No sé en qué pueden estar pensando el gobierno y la oposición, dedicados a hacer juegos florales hablando unos y otros de medidas, que sin poner fin a la locura autonómica y a la crisis crediticia, son simples ceros a la izquierda. Por cierto, es absolutamente obsceno que el inútil de Rajoy no haya dicho ni pío del escandaloso tratamiento fiscal a los banqueros y a sus familias. 

 

Por esta razón, el uso que se va a dar a los 250.000 millones, porque aquí estamos hablando nada más y nada menos que del 25% del PIB,  pueden ser la puntilla para convertir la recesión en depresión. Y el fraude de Madoff era justo lo nos faltaba, y no por las pérdidas, sino por la crisis de confianza generada, que está provocando ventas masivas de productos de inversión, por ello desde aquí hago un llamamiento en el sentido de, salgan de los productos estructurados si quieren, pero dejen el dinero en depósitos, si lo sacan del sistema solo empeorarán la situación. Todas las crisis crediticias sin excepción, han acabado en una depresión, y la diferencia entre recesión y depresión es enorme. De una recesión se sale en dos o tres años, de una depresión se tardaría diez o más. En una recesión el paro puede llegar puntualmente al 20% – no comparen como hace el gobierno las cifras actuales con las anteriores a 2005, son completamente diferentes metodológicamente, el sistema actual implantado a mayor gloria de Zapatero, “reduce” el desempleo en unas 700.000 personas, a los que considera empleados a tiempo parcial – en una depresión el paro puede superar el 30%. En una depresión el valor de los activos se derrumba, p.e. el precio de las casa en Japón es hoy la mitad que en 1996, la riqueza de las familias se evapora y la clase media resulta gravemente dañada o incluso parcialmente aniquilada.

 

Se está alimentando un polvorín,  que una cuestión menor puede convertir de la noche a la mañana, en una explosión social de consecuencias imprevisibles. Y no tengan ni la menor sombra de duda, o se da marcha atrás a la locura  autonómica y se cesa en el proceso de acumulación de liquidez por bancos y cajas, que ha conducido a una crisis crediticia brutal que está destruyendo el tejido productivo de la nación, o vamos a una depresión sin remedio, y no hay medida alguna excepto las mencionadas, que pueda detener el proceso.      

 

 Para imprimir este artículo:

http://robertocenteno.es/doc/mundo/191208.pdf

 

Para leerlo desde la web:

http://robertocenteno.es/mundo/mundo191208.html

 

 

Para leer todos los artículos publicado en El Mundo:

http://robertocenteno.es/mundo.html

 

 

Anuncios

12 comentarios »

  1. Que podemos decir D.Roberto, ¡que Dios nos coja confesados!, por que yo ya no creo en los humanos…y en los políticos, sindicalistas…y otras malas especies menos.
    Felices fiestas para Vd. y para todos los hombres y mujeres de buena voluntad.
    Un saludo afectuoso.

    Comentario por Juan — diciembre 20, 2008 @ 2:10 pm

  2. Estimado Sr. Centeno:
    Felicidades por el artículo, si el mismo fuera leído por cada español mayor de edad, explicando los aspectos técnicos que pudieran ser de difícil comprensión para aquellos que no tengan formación económica, creo que en España habría un cambio de opinión sobre muchas cosas o, al menos, eso espero.
    Soy uno de esos empresarios, cuyos sueños y esfuerzo ve desvanecerse cada día, como bien dice las entidades financieras nos están liquidando las líneas de crédito sin previo aviso…Conclusión Perversa: Mantener la liquidez o posibles ingresos en entidades financieras donde uno no tenga deuda, porque cualquiera se fia.
    A mí una Caja de Ahorros de la zona Central de España, por no decir el nombre, a la que he hecho ganar mucho dinero por muchos años, me ha engañado asegurándome refinanciaciones o financiación de proyectos, por lo que me pedían liquidar líneas de crédito a cambio de nueva financiación hipotecaria, y sorpresa dos días después y antes de firmar esa nueva financiación, me dice, es que desde ayer (mentira!) la Dirección General nos ha dicho que no financiemos nada, así que la poca liquidez que pudiera tener me la reducen más y más.
    Por no hablar que las refinanciaciones, ante la caída del euribor, lo prestan a diferenciales de 1,25 puntos como mínimo, me parece indignante que les estemos ayudando a tapar sus agujeros resultado de su mala gestión´.
    Suma y sigue…Y esta es la situación de la mayoría de pymnes y familias que tuvieron en su día la osadía de montar un negocio o una empresa, lamentable.
    Y comparto con usted la idea que si a la sociedad se la tapa los ojos, los oídos, los sindicatos no dicen nada, la oposición no responde de manera eficiente y contundente a este expolio, ¿qué situación social nos vendrá? Si además esa protección social que tanto defiende ZP no se sustentará ante la bajada radical de recaudación por IVA, IS o IRPF.
    ¿Quién pagará la Deuda de España? Nadie la quiere, y nuestras futuras generaciones además de la actual estarán perdidas para siempre…
    Una pregunta: En estas épocas del año, donde parece que sentimos más esperanza o tenemos mejores deseos para nosotros y los demás, ¿Hay alguna “Esperanza” para que no ocurra lo peor? ¿Se producirá el efecto “inverso” de manera radical que tantas veces han ocurrido en la historia, donde el momento más oscuro de la noche, precede a un nuevo amenecer y podremos salir de esta situación?
    Felicidades de nuevo por el artículo, por las Navidades, y gracias por darnos al menos luz a la verdad y entenderla mejor con sus palabras y conocimiento.
    Un abrazo

    Comentario por Alfonso — diciembre 20, 2008 @ 3:00 pm

  3. Yo también creo que se están dando todo slos elementos para una explosión social y a todos los niveles, no sólo el de las personas que han quedado sin empleo y que son incapaces de hacer frente a la vida, básicamente a unos bancos y unas Administraciones Públicas, incluida la Hacienda, cuya voracidad es insaciable… sino también entre esas personas educadas de clase media que sólo ven a su alrededor desastre e incompetencia. MANIFIESTA, TOTAL Y ABSOLUTA INCOMPTENCIA EN NUESTRAS INSTITIUCIONES, LLENAS DE GENTE QUE ESTÁ A CHUPAR DEL BOTE CUANTO MÁS MEJOR Y QUE SON UNOS INÚTILES, INÚTILES E INÑUTILES tanto de un lado como de otro y no sólo quienes son cargos electos sino otros muchos más: ¿A alguiens e le ha ocurrido una sola idea para remediar esto? A ver: Banco de España… A ver, Consejo Económico y Social… a ver, los ultrasubvencionados sindicatos… Más: ¿qué tiene que decir po ejemplo el Centro de Estudios Constitucionales, tanto estudiar durante años? …porque necesitamos reformar el completo desastre autonómico, electoral y de interdependencia de los poderes de un sólo hombre en cuya mano se van acumulando los resortes del poder y que se llama Presidente del Gobierno (tirano total)… ¿Tiene alguna de nuestras maravillosas instituciones algo que decir? ¿El Borbón, qué, cómo lo ve…? No: nadie ve nada: a su putrefacción ética y moral sumano lo que ahora está saliendo a la luz: una absoluta incapacidad… Y sí: hay base de sobra para una revuelta social importante. esperemos que breve y contundente y que ponga las cosas en su sitio.

    El problema histórico de España es que no han rodado cabezas nunca… Quizá sea hora de ir haciendo una buena poda.

    Comentario por Cristina Falkenberg — diciembre 21, 2008 @ 4:06 pm

  4. Menuda pretensión, que les pongan coto a los bancos y sus familias. Vamos a ver ¿quiénes financian sin cobrar luego las costosas campañas de los Partidos Politicos? Son ellos, los Amos de la Pasta los que mantienen el cotarro, los que quitan, ponen y mantienen Gobiernos según su conveniencia. Y por supuesto siempre apoyarán al más dispuesto a hacer la vista gorda a sus múltiples manejos e ingenierías financieras de toda laya. Lo malo es que se les ha venido abajo el tenderete, se acabó el Juego del Palé y hay que reponer fondos. ¿Y quiénes van a hacerlo? Pues los mismos de siempre, los borregos que votan cada cuatro años a los Amos del Cortijo, más bien sus administradores que los Amos son en realidad los de siempre, los Amos de la Pasta, los de los chanchullos y enjuagues consentidos. Y de los Sindicatos qué decir, ya es sabido, para eso les compran, están bien apesebrados. Puede que el estallido Social no ande lejos, que a este mundo de Mad Max que han creado le va faltando el resuello. Pero tenemos que caer más todavía para que todo salte. Una lástima, pero no le veo otro remedio. Siempre España seguirá siendo país de motines y pronunciamientos. No hay que esperar tampoco que el PP denuncie, tiene los mismos Amos que el Gobierno.

    Comentario por Penélope — diciembre 21, 2008 @ 7:30 pm

  5. Excelente artículo Don Roberto, vistas las soluciones y los problemas no vamos a una depresión de 10 años con revueltas sociales, que Dios nos pille confesados. Ójala los progres ignorantes sigan yéndose al paro como hasta ahora, que lo sufran ellos que son los que han votado a este sinvergüenza que lo único que ha hecho es traer el populismo latinoamericano a España.

    un saludo,

    Comentario por Fernando — diciembre 21, 2008 @ 11:13 pm

  6. Muy bueno su artículo profesor y también estoy bastante de acuerdo con las opiniones de los demás foreros. Lo más sorprendente a nivel político es que la comedia sigue, hay una clase política y una elite financiera, funcionarial, mediática, judicial, etc. que sigue creyendose sus propias mentiras, cómo si pudieran vivir en un mundo aparte y conservar sus privilegios como una isla en la devastación.
    La realidad no obstante la vemos todos los días en la calle y algunos, como el Gobernador del Banco de España, este fin de semana, dejan traslucir la desesperación que envuelve a los que de verdad son conscientes de lo que viene. Esta vez le debe parecer muy fuerte volver a mentir a los españoles, como hizo antes de las elecciones y ha dicho que la situación es dramática.
    Efectivamente, el Estado, las administraciones públicas, muchas empresas de este país, el Estado de Bienestar, … son muertos vivientes, están quebrados y ZP avanzando decididamente hacia el abismo para en el último momento dar un paso al frente.
    Féliz Navidad a todos. Espero que todos podamos recapitular sobre lo que ha pasado a nivel político y moral en España (ojo lo económico es simplemente la consecuencia) y que Dios nos ayude a proteger a nuestras familias de tanto dolor cómo viene.

    Comentario por marichus — diciembre 22, 2008 @ 8:20 pm

  7. En lo que se refiere a dar marcha atrás en el descabellado estado de las autonomías: es de esperar que las garrapatas no se desprenderán del perro por propia iniciativa; así pues…

    Comentario por Carlos — diciembre 22, 2008 @ 11:42 pm

  8. Don Roberto
    En primer lugar agradecerle sus artículos en los cuales nos aclara la situación real de la económia de España y a la vez desenmascara la gestión económica de Zapatero que manipula todos los datos posible para engañar a los ciudadanos.

    Y para terminar quiero desearle unas navidades -las de éste año 2008- como las de antes, felices, en familia y rebosantes de amor. Y que en 2.009 se cumplan todos sus deseos.

    Saludos

    Comentario por José — diciembre 22, 2008 @ 11:48 pm

  9. Felices Navidades Sr. Centeno. Muchos hacen falta como Vd. diciendo las cosas claras. Pero lo malo es la GENTE que está abducida sin remedio. Por eso digo que tenemos que caer más todavía, será la única forma de que los efectos del Soma se diluyan en este Mundo Feliz a semejanza del de Huxley. No hay peor sordo que el que no quiere oir ni peor ciego que el que no quiere ver.

    Comentario por Penélope — diciembre 23, 2008 @ 1:28 pm

  10. Sr Centeno, sigo sus explicaciones sobre la gestión de esta panda de indocumentados con mucha atención cada semana, además de verle en Intereconomia y oirle en la cope. Le querría preguntar ¿toda esta ayuda masiva de los estados (especialmente USA), qué consecuencias traerán en el futuro? ¿Si el estado se endeuda tanto para rescatar a determinados sectores, qué problemas nos encontraremos en un futuro próximo?…¿Subidas de impuestos, recorte de prestaciones sociales…? Animo y un saludo…..como dicen los aficionados del Liverpool “you’ll never walk alone”….estamos con usted!! Un sincero saludo de un centenomaníaco.

    Comentario por ALBERTO — diciembre 23, 2008 @ 6:19 pm

  11. D. Roberto. Me gustaría que Vd. nos aclarase si existe tanto dinero en el mundo mundial para hacer frente a la elefantiásica emisión de deuda que preparan la práctica totalidad de los Estados desarrollados, y si, como me temo, dichos recursos son más bien escasos, en qué lugar va a quedar el Reino de España, qué consecuencias tendrá y si Vd. vislumbra ya en el horizonte la posibilidad seria del temido corralito.

    Comentario por Alberto (Zaragoza) — diciembre 24, 2008 @ 10:34 am

  12. Sr. Centeno,

    Buenas tardes,

    En Castilla-León, los problemas de los agricultores para obtener financiación o crédito en espera de unos pagos que se retrasan ocupan sus buenos titulares, así como las severas exigencias bancarias en cuanto a los avales. Un ejemplo como tantos otros.

    Círculo vicioso: sin crédito no se recupera el sector inmobiliario y si no se recupera los bancos lo pasarán cada día peor, y el resto con ellos. Me preguntaba hace poco si cada banco estaría guardando el poco crédito que puede conceder para dárselo a compradores de su particular despensa de pisos de morosos. Me intriga.

    Al margen de esto, muchos no podemos pedir un crédito ni a tipo 0%, bien por razones personales -mi caso-, bien por un endeudamiento ya excesivo. A este grupo de personas les vendría (nos vendría) muy bien una ayuda fiscal que parece absolutamente incompatible con la senda de enloquecido gasto autonómico que Vd. detalla con cifras impresionantes, eso sin tocar el deprimente caso del mimo fiscal a Banqueros&Cía. Queda el consuelo de un euribor descendente.

    Quizá una caída fuerte de la vivienda animaría quienes tienen cierta liquidez a aliviar el gravísimo atasco del sector. Al menos Gordon Brown intenta algo con ventajas fiscales temporales. Tampoco los bancos están dispuestos a asumir el tremendo impacto de poner los precios en relación a los sueldos reales y la relación oferta/demanda real. Pues nada, srs. banqueros, a seguir coleccionando los pisos de las promotoras agonizantes a ver si la gente cuela … Ya no hablan de “aterrizaje suave”, ¿será “colapso suave”, “deflación light”?¿Cómo se debe llamar ahora?

    Sólo veo pisos que no se venden y tiendas que cierran, amén de productos de primera necesidad que no bajan de forma perceptible, por más que los precios en origen se hayan desplomado y las explotaciones agrícolas cierren. Claro que si nos quejamos, nos mandan a “las marcas blancas”. Como son tan buenas yo se la recomiendo “a sus señorías”.

    Dice Vd. que no hay dinero para pagar a los parados, que sufren retrasos, ¿cómo puede estar alguien seguro de que si mete el dinero en un banco y quiebra va a recibir su parte garantizada en el tiempo previsto? Si tenemos en cuenta el efecto pánico y la posibilidad de quiebras ulteriores, no resulta nada fácil estar tranquilo.

    Recuerdo su última intervención en La Linterna, hablaba de los posibles problemas con la colocación de la deuda pública y el sr. Ayora comentaba el éxito del Gobierno en la colocación de las Letras a 12 meses. No comentó el señor Ayora una noticia aparecida hace pocos días en FT: las dificultades de los alemanes para colocar bonos a 2 años, con un CDS sensiblemente inferior al nuestro.

    El señor Ayora tampoco ha debido de oír hablar de la burbuja en el mercado de bonos, pero yo no leo otra cosa a diario: la deuda gigantesca que nos espera a la vuelta de la esquina. Que nadie mire a Oriente, por más que estemos en Navidad: los fondos soberanos están muy ocupados con los líos domésticos y los préstamos a vecinos alocados. He leído en alguna parte que no hay institucionales dispuestos a cargar con emisiones para plazos superiores a 18 meses. No sé si me equivoco, ¿?

    Tiene gracia, pero en el sentido más amargo: primero nos hacen perder la confianza en nuestro sistema bancario, salimos corriendo de depósitos, fondos y acciones en busca del amparo del Tesoro Público, que obtiene, merced a la avalancha de compradores aterrados una colocación muy ventajosa y, finalmente, ese dinero vuelve a los banqueros en unas condiciones que intuyo bastante “cómodas”.

    Me pregunto si semejante exitosa colocación no se debe al impacto de la “mudanza de inversiones” motivada por el pánico y si este efecto puede ir cediendo para dejar al descubierto problemas.

    Eso es tema para economistas, como todos los instructivos datos que nos ha dejado hoy.

    Muchas gracias por su artículo y MUY FELIZ AÑO 2009 para Vd. y los suyos. Desde Burgos, Mónica.

    Comentario por Mónica — diciembre 26, 2008 @ 8:13 pm


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: